Carmela Gin Hielos

Mañana comienza oficialmente el verano y con él llegan las bebidas más refrescantes. El gintonic es una de ellas, bien fresquito, lleno de hielo, con frutas, en un chiringuito al subir de la playa o piscina… Pero, ¡problema!, con el calor los hielos se derriten. Hoy te traemos 5 trucos para tu copa de Carmela Gin no se agüe este verano.

 

  1. Calor VS Frío. Haz los hielos con agua hervida. Lo mejor para que los hielos duren más tiempo es hacerlos con agua previamente hervida. Eliminarás todo el aire y las impurezas lo que dará como resultado hielos más resistentes. Lo ideal es realizar este proceso dos veces, hervir el agua, dejarla enfriar y repetir.

 

  1. Como con nuestro plátanos, el tamaño importa 😉 Haz siempre los hielos del tamaño más grande posible, durarán más y el Sabor Carmela de tu copa se mantendrá intacto.

 

  1. ¡No guardes los hielos en la cubitera! Lo ideal es hacer los hielos en una cubitera grande tapada con film transparente. Cuando estén completamente congelados, sácalos de la cubitera y mételos en bolsas de plástico. Conseguirás protegerlos del resto de elementos de la nevera y se mantendrán libres de impurezas que estropeen su durabilidad.

 

  1. Seguramente habrás escuchado la frase: “No me eches mucho hielo que se me agua la copa” ¡ERROR! Para que los hielos tarden más en derretirse lo ideal es que estén en contacto con otros elementos helados. Enfría la copa y llena al menos un 70% de su capacidad de hielos.

 

  1. ¡Un truco final! Haz cubitos de hielo de tónica y no de agua.

 

Así que ya sabes este verano apuesta por una copa de balón, llena al 70% de hielos bien grandes y hechos con agua hirviendo, ¡¡y que nadie te agüe tu gintonic bien frío de Carmela Gin!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para descubrir su sabor debes ser mayor de edad

Verifica tu edad